Ayuda | Navegar | Buscar | Contáctenos
logo de Infomed
     Home Page
    Navegar el Sitio
     Eventos
    Directorio
    Servicios
    Sistema de Salud
    Sitios de Salud
    Otros Sitios
    Revistas Médicas
    Acerca de Infomed
     Biblioteca Virtual
     Universidad Virtual
    Vigilancia en salud
    Telemedicina
    Recursos en Infomed
    Recursos en Internet
    Libros
    Obras de referencia
    Publicaciones seriadas
 


  


Discursos Pronunciados por el Ministro de Salud Pública de Cuba

INTERVENCION DEL DR. CARLOS DOTRES MARTINEZ, MINISTRO DE SALUD PUBLICA EN LA CEREMONIA DE CLAUSURA DEL II CONGRESO DE SECRETARIOS MUNICIPALES DE SALUD DE LAS AMÉRICAS

Palacio de las Convenciones 5:00 p.m
Ciudad de la Habana, 6 de Junio de 1997.

Distinguidos(a) (Miembros de la mesa Presidencial)

Distinguidas Autoridades Políticas y Científicas que nos visitan

Estimadas compañeras y compañeros:

Es para mí un alto honor, pronunciar las palabras finales del II Congreso de Secretarios Municipales de Salud de las Américas, que hoy cierra sus puertas después de 4 jornadas de intenso pero creador trabajo, donde ha prevalecido un franco y desinteresado intercambio de experiencias e ideas en torno a un tema de interés común, la salud y los municipios, desafíos, contribuciones y realidades en los albores del siglo XXI.

En este congreso han participado 890 delegados representando a 22 países, cuya presencia en Cuba agradecemos no solo por su inapreciable contribución científica, que sin lugar a dudas prestigió este encuentro sino también, por ser una evidente muestra de solidaridad, confianza y afecto para con nuestro Pueblo. Hemos trabajado arduamente en estos días y hemos participado y escuchado interesantes opiniones y definiciones sobre conceptos de amplia vigencia sobre la importancia práctica de la aplicación de la descentralización, la intersectorialidad, la participación comunitaria, la municipalización, el amplio concepto de salud, la gobernabilidad, el proceso participativo, la equidad y las reformas entre otros muchos aspectos que se han discutido y analizado profundamente en este evento.

Todos agradecemos también a la OPS/OMS, a la ALAMES y CONACEN los esfuerzos par la realización de este evento que clausuramos.

Como se ha planteado, un tema de mucha actualidad hoy día es la Reforma en el campo de la salud, pues las grandes inequidades existentes en nuestro continente son la única y más importante justificación de ella.

En muchos países, las Reformas se han desarrollado en el marco de los ajustes estructurales y modernización del Estado. Pero ello ha llevado implícito un proceso de privatización y una disminución del papel del Estado que a nuestro juicio no ha resultado beneficioso, pues ha agravado la deuda social.

En nuestro caso, los cubanos, hemos decidido mantener el principio del financiamiento total mediante el presupuesto estatal de los servicios de salud, garantizando la accesibilidad universal y gratuita de la población, aún en la difícil situación económica que enfrentamos. Este principio lo consideramos una conquista de la Revolución que no estamos dispuestos a negociar.

Vemos como en algunos lugares se aplican recetas neoliberales al proceso de la salud, hemos aquí escuchado hablar del hegemonismo neoliberal y en ocasiones vemos preocupados como en algunos lugares al paciente se le llama "cliente" y a los profesionales de la salud se les llama "proveedores" quedando conceptualizada así la enfermedad como "mercancía" con las implicaciones sanitarias, filosóficas y éticas que ello tiene.

Por otra parte, en ocasiones, el proceso de la Salud se ve interrumpidos por cambios políticos o de gobierno en Municipios o Estados de algunos países lo cual repercute negativamente en la continuidad del proceso de nuestras comunidades: es esa, sin dudas, otra ventaja de este encuentro, del I Congreso en Fortaleza y de su continuidad cada dos años, para que de forma integrada podamos garantizar acciones y voluntades en las políticas sanitarias que por definición para su éxito tendrán que ser intersectoriales.

Cuba, hace muchos años alcanzó las metas de Salud para todos en el año 2,000, priviligiando la estrategia de la atención primaria, en el quinquenio del 95 al 2000, el país viene recuperándose progresivamente del impacto económico, donde hemos podido ir organizando, rediseñando nuestra proyección estratégica siempre basada en el principio de mantener el sistema de salud cubano como un sistema del derecho absoluto, no solamente escrito en la Constitución, sino, sin duda alguna, como un hecho práctico y real en esta etapa de recuperación progresiva económica y teniendo en cuenta que el sistema nacional de salud es subvencionado por la macroeconomía del país que hace ingentes esfuerzos por preservar los logros alcanzados en la salud de la población.

En la conferencia inicial que tuve la oportunidad de ofrecerles en la apertura del Congreso, pude expresarles entre otras ideas como en Cuba, en la etapa actual por duros que han sido las condiciones, mantenemos la conquista de la salud, no se ha cerrado un hospital ni un centro de salud, no hemos cerrado las universidades y se han continuado graduando un promedio de 3,500 médicos por año así como miles de otros técnicos, enfermeras y enfermeros y nuestras escuelas no han sido fábricas de desempleados. Cada trabajador de la salud tiene garantizado el trabajo en nuestras unidades.

Tenemos muy claras nuestras estrategias y programas para garantizar la salud y la calidad de vida del pueblo en las condiciones de un criminal bloqueo recrudecido.

Continuamos buscando la eficiencia del Sistema, priorizando y perfeccionando el Sistema del Médico y Enfermera de la Familia, la vitalidad hospitalaria, la implementación del Sistema Integrado de Urgencia, la tecnología médica de punta, el desarrollo de las investigaciones científicas, el programa de medicamentos al que hemos incluido la homeopatía y la medicina natural y tradicional con un énfasis científico en el esquema terapéutico, el perfeccionamiento de nuestros cuadros en el Sistema, la implementación de Complejos de Servicios que sean capaces de enfrentar una adecuado mantenimiento a nuestras unidades, es decir, trabajamos duro en todos los aspectos de la salud y en programas donde nos hemos propuesto, mejorar cada vez los indicadores de salud del pueblo.

Distinguidas y distinguidos colegas:

Cuba bloqueada ha construido y ha compartido un Sistema de Salud por una férrea voluntad que se ha constituido en una conquista irrenunciable que defendemos como a nuestra dignidad e independencia porque a ellas está ligada.

No es ocioso mencionarles que todo el desarrollo por mas de 30 años del Sistema de Salud Cubano, nos permite ofrecer servicios altamente especializados que van desde trasplantes de órganos y delicadas y complejas intervenciones a niños y adultos a través de toda una gama de terapéuticas que hoy ponemos a disposición del mundo entero.

Amigas y amigos:

Agradezco en nombre de mi gobierno y mi pueblo la presencia de todos ustedes, las palabras de estímulo y de ánimo que hemos tenido la oportunidad de escuchar en estos días, agradezco la carta de La Habana, aprobada en este Plenario. La presencia de 578 visitantes en este evento nos permitió en estos días aprender, intercambiar, llegar a acuerdos y cristalizar convenios, gracias por haber estado junto a nosotros y haber enriquecido tanto este evento.

Estén seguros de que haremos nuestro mejor esfuerzo para continuar elevando los niveles de salud, de calidad de vida, de bienestar de nuestro pueblo y de quienes nos visitan. Estamos en condiciones de hacerlo porque contamos con la inteligencia de nuestros hombres de ciencia y con la vergüenza de nuestros trabajadores.

Desearía, con mucha modestia hacer un reconocimiento especial, a nuestro maestro en todas estas acciones sociales y en particular de la salud de los cubanos, quien siempre ha estado junto a su Sistema de Salud como gestor y con su presencia física y moral, apoyando e indicando en cada momento; a nuestro Comandante invencible, al compañero Fidel.

Les deseo a todos muchos éxitos en su trabajo a todos los delegados participantes en éste Congreso; a nuestros visitantes les reitero que nunca se sientan extranjeros en esta tierra que es también suya y permítanme terminar con una cita de nuestro Héroe Nacional José Martí:

 "Estamos para vencer; a la mano se nos viene cuanto hemos deseado. Hemos sido buenos - hemos amado mucho - no hemos odiado. Todo sucede como pudiese desear que sucediese. No hay como consagrarse a su país con desinterés, para ser dichoso. Por eso... ¡Estamos para vencer!" 

Muchas Gracias.

Indice de Discursos