Ayuda | Navegar | Buscar | Contáctenos
logo de Infomed
     Home Page
    Navegar el Sitio
     Eventos
    Directorio
    Servicios
    Sistema de Salud
    Sitios de Salud
    Otros Sitios
    Revistas Médicas
    Acerca de Infomed
     Biblioteca Virtual
     Universidad Virtual
    Vigilancia en salud
    Telemedicina
    Recursos en Infomed
    Recursos en Internet
    Libros
    Obras de referencia
    Publicaciones seriadas
 


  


Discursos Pronunciados por el Ministro de Salud Pública de Cuba

INTERVENCION DEL DR. CARLOS DOTRES MARTINEZ, MINISTRO DE SALUD PUBLICA EN EL ACTO DE INAUGURACION DEL IV CONGRESO DE HIGIENE Y EPIDEMIOLOGIA Y I CUBANO DE INFECTOLOGIA,

MIERCOLES 20 DE NOVIEMBRE 1996 , 9:15AM

El enfoque de algo tan complejo como son los problemas de salud y enfermedad de las comunidades humanas, requiere necesariamente de una visión interdisciplinaria en la cual se superponen e imbrican conocimientos de casi todas las ciencias actuales y esto en modo alguno niega la existencia individual de la epidemiología. Qué especialidad médica de hoy para ser verdaderamente integral puede carecer del enfoque epidemiológico?

Puesto que la Epidemiología se ocupa del estudio de los problemas de salud vistos a nivel colectivo o poblacional, esa visión se enriquece o complejiza en la medida que lo mismo ocurre con su objeto de estudio.

En un mundo donde se reporta que en 1995 murieron 17 millones de seres humanos, la mayoría de ellos niños por enfermedades infectocontagiosas, muchas de las cuales pudieran prevenirse por acciones médicas y por acciones sociales, se requiere, si nos hemos propuesto verdaderamente defender el derecho de la salud, desarrollar la epidemiología y el pensamiento epidemiológico ante cualquier circunstancia de nuestro entorno.

El enfoque epidemiológico deberá desarrollarse con más énfasis en la preparación de nuestros médicos y enfermeras en las universidades; en los médicos de nuestras comunidades y en el enfoque de las instituciones del segundo y tercer nivel de salud, en cualquier especialidad, no importa si se trata de la Oncología ó la Endocrinología, o cualquier otra. La prevención en la atención primaria o secundaria es una disciplina obligada de la cultura médica de hoy en cualquier nivel de salud y reitero no sólo ante las enfermedades infecciosas sino ante cualquier acción médica.

Gracias y sirva el marco de estos eventos, ante tantos colegas de diversos países y ante nuestros colegas cubanos para poder enunciar este concepto fundamental del Sistema de Salud Cubano siempre pero en particular en el momento actual y hasta el año 2000, como parte del proceso de reforma en el Sistema de Salud, que venimos desarrollando.

Si no vemos así el enfoque, no cumpliremos con lo que al menos en el plano teórico se ha enunciado sobre la epidemiología en el mundo y se señala que "de lo que se trata es de utilizar la ciencia de la epidemiología en la planificación y evaluación estratégica de la salud, de una manera sistemática, en prácticamente todos los países del mundo, para el desarrollo de la salud a nivel nacional e internacional".

Antes del triunfo de la revolución, el desarrollo de la epidemiología en Cuba era mínimo, independientemente de que existieron cultores honestos y figuras que prestigian su historia, pero ella se ahoga y opaca frente al mercantilismo que fue estandarte de la medicina de la época.

Al triunfo de la Revolución los servicios de Epidemiología como tales, eran inexistentes. En cada municipio del país funcionaba una jefatura Local de Sanidad, con un Médico General al frente, que generalmente no habían recibido entrenamiento en la especialidad. Aquí se recogían información de algunas enfermedades transmisibles y participaban en campañas de vacunación frente a las frecuentes epidemias que se presentaban. También realizaban limitadas actividades de Higiene, así como de control sanitario internacional en puertos de tráfico internacional. Las estadísticas de morbilidad tenían grandes subregistros y las de mortalidad lo tenían pero en menor grado.

Así surge la epidemiología cubana, a la cual no solo corresponde el análisis de los factores y condiciones que determinan la salud y la aparición, propagación, aumento, disminución, y desaparición de enfermedades, daños a la salud y situaciones relacionadas con estas y el estudio de las leyes que rigen estos eventos, sino también, y lo que es esencial a su existencia, la búsqueda de soluciones que contribuyan al mantenimiento de la salud y la prevención de sus desviaciones y daños.

Su enfoque ha estado en correspondencia dinámica con las grandes transformaciones económico-sociales que se han producido en nuestro país y sustentan la construcción de una sociedad socialista.

Entre los logros relevantes de la salud pública cubana citamos a continuación algunos de ellos, íntimamente relacionados con el trabajo específico del área de Higiene y Epidemiología, estos son:

Acciones de lucha antiepidémica, promoción, prevención, diagnóstico, control, eliminación, erradicación y rehabilitación en enfermedades transmisibles.

La inmunización masiva con 9 vacunas dirigidas a la prevención de 11 enfermedades infecciosas, según grupo de riesgos.

Eliminación de enfermedades transmisibles como:

Poliomielitis aguda,. Malaria o paludismo autóctono, Meningoencéfalitis tuberculosa, Tétano neonatal, Difteria., Dengue, Sarampión, Rubéola congénita, Meningoencéfalitis post-parotiditis.

La disminución de la morbimortalidad por enfermedades transmisibles, contribuyendo a su desaparición entre las 10 primeras causas de muerte general del país de las enfermedades infecto contagiosas, con excepción de la influenza y neumonía.

Respuesta a situaciones emergentes y epidémicas en el país.

La formación y capacitación de profesionales, técnicos y auxiliares en los perfiles de higiene y epidemiología.

La creación y desarrollo de una red de laboratorios y unidades de salud (Institutos, centros provinciales y municipales y otras), especializadas en las higienes, la epidemiología y la microbiología, contribuyendo al fortalecimiento del sistema único de salud del país.

Aportes al desarrollo y perfeccionamiento de los programas del Policlínico Comunitario y del Modelo de la Medicina en la Comunidad, y posteriormente al de la medicina familiar en la atención primaria de salud.

Elaboración de la primera versión del documento Programa de Desarrollo de las Higiene y Epidemiología hasta el año 2010, que fue sometida la a un amplio proceso de discusión en la base.

Desarrollo de investigaciones aplicadas a problemas de salud priorizados en el país y en los territorios, contribuyendo al establecimiento de prioridades, acciones de planificación y optimización de recursos, de control, evaluación y de intervención en la comunidad.

Contribución en el ámbito internacional al manejo y control de situaciones higiénico-epidemiológicas disímiles.

En relación a nuestras estrategias y programas priorizados el área se ha proyectado a:

Fortalecer y apoyar las estrategias y acciones de los consejos de salud y del movimiento de comunidades saludables con enfoque intersectorial en los territorios.

Integrar la higiene y la epidemiología a la atención primaria de salud.

Fortalecer la atención a la salud del escolar y el trabajador.

Fomentar el desarrollo de investigaciones de evaluación de servicios y tecnologías a los diferentes niveles del Sistema Nacional de Salud.

Controlar los medicamentos y reactivos de los diversos programas.

Controlar sanitariamente los medicamentos naturales.

Desarrollar las especialidades de higiene y epidemiología.

Priorizar el fortalecimiento de los departamentos de epidemiología de institutos y hospitales.

Desarrollar los laboratorios de microbiología y química sanitaria del Sistema Nacional de Salud.

Contribuir al cumplimiento exitoso de los programas de atención materno infantil, enfermedades no transmisibles y otros daños a la salud, enfermedades transmisibles y del adulto mayor a través de diversas acciones de promoción, prevención, recuperación de la salud y rehabilitación, contentivas en los mismos.

Amigas y amigos:

No quisiéramos terminar sin destacar que el IV Congreso Nacional de Higiene y Epidemiología, el I Congreso Nacional de Infectología y la I Reunión Científica de la Asociación Iberoamericana de Epidemiología, resumen y culminan, la actividad científico técnica que se viene ejecutando de forma continuada e ininterrumpida durante los 6 años transcurridos desde el III Congreso Nacional de Higiene y Epidemiología efectuado en el mes de Octubre de 1990.

Los 8 paneles, 18 simposios, 22 mesas redondas, 30 conferencias especiales, 70 temas libres en presentación oral y los cerca de 900 temas libres en carteles que se ofrecerán representan el fruto de los esfuerzos de cientos de especialistas en Higiene y Epidemiología e Infectología y de especialidades afines de las 14 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, que fueron seleccionados entre los mejores trabajos presentados en 15 Jornadas Científicas Provinciales, a donde llegaron después de un proceso que vino desde la base donde se efectuaron cientos de Jornadas Municipales y Territoriales, y todo ello a pesar de que el país se encuentra atravesando por su peor crisis económica producto del genocida bloqueo económico y comercial a que nos tiene sometido desde hace más de 35 años el imperialismo norteamericano, arreciado por la ley Torricelli y recientemente por el engendro de la Ley Helms-Burton.

Además participaron en la confección de los trabajos científicos decenas de investigadores de los institutos de investigaciones del MINSAP y de otras instituciones científicas y organismos del Estado relacionados con la Higiene, la Epidemiología y la Infectología.

Por primera vez en estos Congresos se efectuaron 12 Cursos Pre-Congresos sobre Higiene, Epidemiología e Infectología, para lo cual invitamos a participar a distinguidas personalidades del ámbito internacional que junto a nuestros mejores hombres de ciencia tuvieron la responsabilidad de la conducción de estos, que se efectuaron los días 18 y 19 de noviembre en diferentes unidades del Sistema de Salud en Ciudad de la Habana.

Eventos como este permitirán el fructífero intercambio de experiencias, no solo entre profesionales cubanos, sino que contamos con la presencia y el apoyo de expertos y funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud que, como en ocasiones anteriores, aportar<n lo mas actualizado de las ciencias de la salud a los simposios, plenarias, mesas redondas y conferencias que se efectuaran durante ellos.

De igual manera, estarán representados por sus directivos la Asociación Panamericana de Infectología, la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica y la Asociación Centroamericana de Infectología, quienes junto con destacados especialistas extranjeros en esta rama contribuirán al logro del Primer Congreso Cubano de Infectología, que en su primera ocasión sesionará de manera conjunta al de Higiene y Epidemiología.

Contamos además con la presencia de científicos de nuestra América, de Europa, del Caribe, de Canadá y de Africa que nos traerán junto a los resultados de su quehacer científico investigativo, la mano más fraterna y cordial, que con su franca y honesta participación contribuirán a perfeccionar los planes de salud de nuestro Ministerio en cuanto a la Higiene y Epidemiología se refiere y por ende a elevar el nivel de salud de nuestro pueblo

Mis compratriotas saben los difícil que ha resultado para Cuba bloqueada desarrollar sobre todo en los últimos años el Sistema de Salud que por voluntad política ha constituído, ante las adversidades y las acciones genocidas a las que ha sido sometido nuestro pueblo, violando el principal de sus derechos humanos, nuestros científicos, nuestros médicos y trabajadores de la salud con su comunidad organizada tiene logros y resultados, ya expresé y es conocido en otros tiempos y después del triunfo de la Revolución, como en Cuba desde 1967 eliminamos el paludismo y las diarreas como primera causa de muerte, en 1972 eliminamos el tétanos neonatal, en 1979 la difteria, la polio en 1962, combatimos y controlamos una terrible epidemia de Dengue Hemorrágico en apenas 4 meses en 1981 y no lo hemos tenido mas, desde 1983 Cuba cumple con las metas de Salud para todos trazadas en Alma Atá y ha cumplido con las metas de la Cumbre de la Infancia.

A pesar de estos años duros disminuye en Cuba la Tuberculosis y la leptospirosis y tenemos fuertes programas de vigilancia epidemiológica que no han permitido la aparición del cólera, dengue y otras dolencias que afecta esta área geográfica de las Américas. A pesar de estos años duros, continuamos mejorando nuestros indicadores de salud; hoy la mortalidad infantil es de 8 x 1000 nacidos vivos y la de menos de 5 años es de 11 x 1000 nacidos vivos. A pesar de estos años duros, continuamos formando médicos, enfermeras y técnicos para la salud, todos con los empleos garantizados y a pesar de estos años duros, amigos míos; mantenemos y mantendremos un Sistema de Salud gratuito, universal y equitativo, para todos, independientemente de su color, sexo, situación económica, religión o ideas políticas.

Tenemos hoy más que nunca muy claras nuestras estrategias y nuestros programas, la plaza mas fuerte de la salud cubana el área de salud, el municipio, la atención primaria con los pilares fundamentales, el médico y enfermera de la familia y la participación comunitaria, sin dejar a un lado claro está, el necesario desarrollo de la tecnología de punta en las Ciencias Médicas.

A nuestros visitantes, reiterarles otra vez que no se sientan extranjeros en esta tierra que los acoge con gran cariño y admiramos el trabajo que ustedes desarrollan y anhelamos mucho este intercambio.

A todos los participantes en este evento les deseo muchos éxitos y les pido otra vez que no escatimen sus esfuerzos por buscar las soluciones para los problemas de hoy.

Gracias por haberme dado la oportunidad de hablarles y de intercambiar con prestigiosos colegas, como Ministro de Salud, como pedíatra y también por qué no como epidemiólogo, me he sentido muy honrado.

Muchos éxitos y muchas gracias;

Indice de Discursos