MENTA JAPONESA

Nombre científico

Mentha arvensis L

Familia botánica

Lamiaceae (Labiatae)

 

mentha_arvensis.jpg

  

   Descripción

   Hierba perenne, con tallos erguidos, cuadrangulares, de hasta unos 40 cm de altura y ramas postradas sin hojas (estolones) que avanzan por la superficie del terreno, para su propagación. Hojas opuestas de color verdegrisáceo, pelosas y con fuerte olor a mentol. Flores diminutas, blancas, en grupos situados en el extremo de las ramas.

 

   Fenología

   La floración se manifiesta entre los meses de mayo y noviembre, por espacio de unas 12 semanas.                       

   En Cuba no fructifica. Es perenne.

 

   Origen

   Centro y sureste de Asia: Japón, Corea, China, Java, Filipinas, sureste de la URSS; cultivada en EUA, Brasil y otros   países de América.

 

   Localización

   Se encuentra en colecciones especializadas (jardines botánicos y otras) y en ocasiones cultivada por la población. Con fines industriales se ha extendido en Alquízar, La Habana.

 

   Parte útil

   El follaje.

 

   Forma de recolección

   Preferentemente, terminales de las ramas (entre 5 y 10 cm   finales) antes de la floración. Secar a la sombra y en lugar bien aireado o con calor artificial a no más de 40 ˚C.

 

   Propiedades medicinales reconocidas

Sistema

Acción farmacológica

Respiratorio

Antiséptico

Antiinflamatorio

 

   Formas farmacéuticas descritas

   Elíxir, emulsión, ungüento, gotas nasales, medicamento vegetal.

 

   Vía de administración

   Oral, tópica, nasal.

 

   Otras propiedades atribuidas

        (Aún no aprobadas)

   Antirreumático, analgésico, antiemético, estomáquico, antiespasmódico, para tratar cefaleas.

 

   Advertencias

   Las establecidas para los aceites esenciales: por vía oral, irritación gastrointestinal y del tracto urinario. Tópicamente pueden provocar daños en pieles sensibles.

 

   Otros usos

   Como agente saborizante en las industrias farmacéutica, alimentaria y de bebidas. El aceite esencial o algunos de sus  componentes se utilizan en la industria de perfumería y cosméticos.

 

   Componentes

   Aceite esencial (entre 1-2 %) con elevado contenido de mentol (hasta más del 50 %) e igualmente de mentona y metil    acetato; otros componentes.

 

   Cultivo

   Propagar utilizando fragmentos de los estolones o estacas de los tallos (terminales o intermedias de no menos de 4 nudos). Plantar preferentemente entre noviembre y marzo. Garantizar suministro regular de humedad al terreno. Admite sol directo o cierto nivel de sombra.

 

   Preparación y posología

   Infusión: verter 20-30 g del follaje fresco sobre 1 litro de agua hirviendo. Reposar 10-15 minutos. Ingerir 500-700 ml al día repartidos en 2-3 dosis.

   Esta misma infusión puede utilizarse para inhalaciones y para aplicar localmente, en este último caso, utilizar 2-3 veces al día directamente sobre la zona afectada.

 

   Referencias bibliográficas

  • Granda M y Acosta L. Apuntes sobre el cultivo de plantas medicinales V. Especies del género Mentha. Cultivos Tropicales (ISCAH) 1984;6(3):699-708.                  

  •  Granda M y Fuentes V. Estudios fenológicos en plantas medicinales IV. Rev. Cub. Farm. 1986;20(1):44-49.        

  •  Duraffourd C, Hervicourt LD y Lapraz JC. Cuadernos de fitoterapia clínica. Barcelona: Ed. Masson, 1986:86.   

  •  Muñoz F. Plantas medicinales y aromáticas. Estudio, cultivo  y procesado. Madrid: Ed. MundiPrensa, 1987:365.        

  •  Roig JT. Plantas medicinales, aromáticas o venenosas de Cuba. La Habana: Editorial Científico Técnica, 1988:1125.

  •  Reynolds JEF (Editor). Martindale: The Extra Pharmacopoeia. London: The Pharmaceutical Press, 1989:1896.

  
    Volver al índice de plantas                                              Comisión Técnica de Fitomed
  

Configurado para una resolución de 800x600

Copyright © 1999-2003, Infomed Red Telemática de Salud en Cuba
Los contenidos que se encuentran en Infomed están dirigidos fundamentalmente a profesionales de la salud. La información que suministramos no debe ser utilizada, bajo ninguna circunstancia, como base para realizar diagnósticos médicos, procedimientos clínicos, quirúrgicos o análisis de laboratorio, ni para la prescripción de tratamientos o medicamentos, sin previa orientación médica.