SALVIA DE CASTILLA

Otros nombres comunes

Salvia.

Nombre científico

Salvia officinalis L.

Familia botánica

Lamiaceae (Labiatae)

salvia_1.jpg

  

   Descripción

   Hierba de tallos leñosos en la base, de alrededor de 30 cm de altura. Hojas puestas pecioladas, aovadas u oblongas, con el borde finamente dentado y la superficie rugosa y de color verde-grisáceo. Flores en racimos en el extremo de la ramas; corola violácea, irregular. Fruto en forma de cápsula.

 

   Fenología

   Florece entre febrero y mayo por espacio de unas 12 semanas. Se detectan los frutos 3 semanas después del inicio de la floración. Se desconoce la formación de semillas  viables. Es una planta perenne.

 

   Origen

   Natural del Mediterráneo. Su cultivo se ha extendido por Europa, América del Norte y ocasionalmente en otras regiones tropicales y subtropicales.

 

   Localización

   Al parecer solo representada en colecciones especializadas.

 

   Parte útil

   Las hojas.

 

   Forma de recolección

   Cosechar hojas sanas completamente desarrolladas teniendo el cuidado de no dañar  la planta. En ejemplares adultos es posible utilizar los extremos de las ramas (aproximadamente 10 cm).  Secar a la sombra o con calor artificial a no más de 40  C.

 

   Propiedades medicinales reconocidas

Sistema

Acción farmacológica

Piel y mucosas

Antiinfeccioso

Antifúngico

Antiséptico

Genito-urinario Antiséptico

 

   Formas farmacéuticas descritas

   Medicamento vegetal.

 

   Vía de administración

   Oral, tópica.

 

   Otras propiedades atribuidas

        (Aún no aprobadas)

   La infusión es recomendable en forma de gargarismos para infecciones de la garganta (se reporta, específicamente, con efecto bactericida sobre Staphyloccocus aureus); administrada oralmente para tratar desórdenes digestivos y estimular la función  hepática y biliar.

 

   Advertencias

   No utilizar en mujeres embarazadas o lactando. La sílice contenida en la planta es tóxica.

 

   Otros usos

   El aceite esencial es empleado en la industria de perfumería y cosméticos en la elaboración de cremas dentales, desodorantes, lociones, jabones y champú. Recomendable el empleo de la infusión de 100 g de hojas/litro para enjuagar los cabellos y adicionar, como refrescante, al agua de baño.

 

   Componentes

   Aceite esencial, sílice, una cantidad considerable de taninos y seudotaninos, triterpenos, principios amargos, vitaminas y resinas.

 

   Cultivo

   Se propaga por estacas de tallos. Recomendable utilizar los terminales de las ramas o ramitas laterales poco desarrolladas. Plantar entre noviembre y marzo utilizando suelos sueltos y ricos en materia orgánica. Suministro regular pero no excesivo de agua. Admite cierto grado de sombra y puede ser plantada en macetas.

 

   Preparación y posología

   Infusión: verter 20-30 g de hojas frescas sobre 1 litro de agua. Reposar por 10-15 minutos. Ingerir 300-500 ml al día repartidos en 2-3 dosis. Para uso tópico, aplicar la infusión descrita directamente sobre la zona afectada, 2-3 veces al día.

 

   Referencias bibliográficas

  • Manfred L. Siete mil recetas botánicas en base a 1300 plantas medicinales. Buenos Aires: Ed. Kier, 1947:778.

  • Granda M y Fuentes V. Estudios fenológicos en plantas medicinales IV. Rev Cub Farm 20(1): 44-49, 1986.

  • Munoz F. Plantas medicinales y aromáticas. Estudio, cultivo y procesado. Madrid: Ed. Mundi-Prensa, 1987:365.

  • Farga C y Lastra J. Plantas medicinales de uso común en Chile. Santiago de Chile: Ed.Soprani Ltd. 1988.

  • Kresanek J. Healing Plant. New York: Dorset Press, 1989:223.

  • Reynolds JEF (Editor). Martindale: The Extra Pharmacopoeia. London: The Pharmaceutical Press, 1989:1896.

  
    Volver al índice de plantas                                              Comisión Técnica de Fitomed
  

Configurado para una resolución de 800x600

Copyright © 1999-2003, Infomed Red Telemática de Salud en Cuba
Los contenidos que se encuentran en Infomed están dirigidos fundamentalmente a profesionales de la salud. La información que suministramos no debe ser utilizada, bajo ninguna circunstancia, como base para realizar diagnósticos médicos, procedimientos clínicos, quirúrgicos o análisis de laboratorio, ni para la prescripción de tratamientos o medicamentos, sin previa orientación médica.